Facundo Policarpo: el nuevo DT

La semana de Navidad se inició con un brote de alegría en él y sus allegados. Tras años de preparación, a Facundo Policarpo le llegó la oportunidad que todo entrenador desea: es el flamante técnico de la Selección Nacional Femenina.

Cumple un sueño luego de viajar por el mundo con la motivación de conocer nuevas culturas, además de la de buscar el progreso deportivo. A los 23 años, Policarpo llegó a Italia con la idea de buscar un club para jugar waterpolo. Y no sólo lo encontró, sino que su actividad se extendió para también ser entrenador en distintos clubes de Torino y Milan. Regresó en 2011 para armar el “Proyecto UNLaM”, y se hizo cargo de los equipos masculino y femenino hasta este momento, exceptuando un paréntesis que lo tuvo como entrenador del Posillipo de Nápoles en 2013. En este proceso contará con la asistencia técnica de Cora Masip, ex capitana del seleccionado. “La designación me puso muy feliz. Es un sueño cumplido que implica una gran responsabilidad y nuevos desafíos, se abren nuevos caminos. Hay mucho trabajo por delante pero también una gran motivación. Para un entrenador, la Selección es lo máximo”.

Es consciente de que en este seleccionado “el trabajo a realizar es distinto al del masculino”, y que el acento en las juveniles “será vital”. Y no sorprende que ponga su mira en esa arista, ya que en la actualidad no hay competencias completamente juveniles, pese al crecimiento que hubo en los últimos años. “Hay que realizar un trabajo de promoción, difusión y desarrollo, a largo plazo y con metas intermedias” lanzó el DT que supo ser campeón argentino con UNLaM en 2014. Y agregó: “A la vez que trabajamos para mejorar el nivel de un grupo reducido de jugadoras, tenemos que modificar cuestiones que tienen que ver con la política deportiva. Lograr que haya más clubes, que tengan tiras de inferiores completas como tienen los varones, ampliar la Liga B, capacitarnos todos continuamente, y también que no todo se reduzca a Buenos Aires y Rosario. Pero estas cosas no las hace un entrenador sólo, sino que lo podemos hacer entre todos si hay voluntad”.

10152406_498532170268690_2035880683_n

El Argentino que obtuvo con UNLaM en 2014 fue su mayor logro como entrenador.

Este año lo pondrá a prueba rápidamente en el Sudamericano que comenzará en marzo en Paraguay, pero Facundo está tranquilo: “En una fase de transición tan grande, con nombres que dejan el seleccionado después de muchos años y poco recambio inmediato, los objetivos deberían ser a largo plazo. Quiero tener un diagnóstico real de la situación, saber con quienes contamos, y con qué disponibilidad. De todas maneras, por supuesto que trataremos de alcanzar mejoras inmediatas en nuestro juego y eso seguramente nos brinde resultados indicadores de cómo estamos trabajando”.

Comienza una nueva etapa en esta enmarañada disciplina que es el water femenino en Argentina y, como remarca el DT, se requiere de la colaboración de todos.