CADDA – Código de Penas

CADDA – Reglamento de las Disciplinas (Anexo X)

CÓDIGO DE PENAS, TRIBUNAL DE DISCIPLINA Y PROCEDIMIENTO PARA LOS CAMPEONATOS OFICIALES DE POLO ACUÁTICO

LIBRO I:  CÓDIGO DE PENAS

TÍTULO I:  NORMAS GENERALES

CAPITULO I: DE LAS PENAS

Artículo 1 – Las penas que este código establece son las siguientes: suspensión por cantidad de fechas, suspensión por tiempo determinado, multa e inhabilitación.

Artículo 2 – El jugador sancionado con suspensión por cantidad de fechas, cumplirá con la pena en los siguientes partidos en los que participe su club o institución, a nivel nacional, en la ó las categorías en las que el penado compita habitualmente. Mientras esté cumpliendo con la sanción, su participación a nivel federativo quedará a exclusiva consideración de la respectiva Federación.

Se entenderá que un jugador compite habitualmente en una determinada categoría, cuando haya participado por lo menos en cinco partidos de la misma, a nivel nacional, con anterioridad a la comisión de la falta objeto de la pena.

En ningún caso podrá participar el condenado en  encuentros de otras categorías en las que no compite habitualmente, mientras esté pendiente de cumplimiento la pena.

Artículo 3 – El jugador sancionado con suspensión por tiempo determinado no podrá participar de competencias en ninguna de las categorías a nivel federativo, nacional e internacional, mientras esté cumpliendo la pena.

Artículo 4 – La pena de multa obligará al condenado a pagar la cantidad de dinero que determine la sentencia, dentro del plazo que la misma establezca.

La mora en el cumplimiento del pago de la multa se producirá de pleno derecho con la expiración del plazo establecido en la sentencia, sin necesidad de interpelación alguna.

El condenado que se halle en mora del pago de la multa no podrá participar en ninguna competencia a nivel nacional e internacional, en cualquiera de las categorías reconocidas por la reglamentación, que se esté desarrollando al momento de la mora o que se inicie en el futuro, hasta que no haya satisfecho dicha sanción.

En los casos de faltas sancionadas con pena de multa, no procederá ningún tipo de suspensión preventiva.

Artículo 5 – La pena de inhabilitación importará la pérdida de la licencia, habilitación o reconocimiento a nivel federativo, nacional e internacional para la práctica oficial de cualquier actividad relacionada con el deporte, y será perpetua.

CAPÍTULO II:  ATENUANTES Y AGRAVANTES

Artículo 6 – En los casos que merezcan penas divisibles por razón de tiempo o cantidad, el Tribunal fijará la condena de acuerdo con las circunstancias atenuantes o agravantes particulares del caso y de conformidad con las siguientes reglas:

a)      Deberá tenerse especialmente en cuenta la naturaleza de la acción y los medios empleados para ejecutarla, la extensión del daño causado y la peligrosidad demostrada por el imputado.

b)      Deberá también tenerse en cuenta la edad y la conducta precedente del procesado, la calidad de los motivos que lo determinaron a cometer la falta, la participación que haya tomado en el hecho, las reincidencias en que hubiera incurrido y los demás antecedentes y condiciones personales, así como la calidad de las personas y las circunstancias de modo, tiempo y lugar que demuestren su mayor o menor peligrosidad y espíritu antideportivo.

c)      Será considerada como agravante la generación o promoción de incidentes luego de producida la expulsión o la falta en juzgamiento, durante los intervalos entre períodos o luego de finalizado el encuentro, dentro o fuera del natatorio. En estos casos, el imputado no podrá participar por el resto del torneo, con excepción del Campeonato Argentino.

CAPÍTULO III:  CONCURSO DE FALTAS

Artículo 7 – Cuando un hecho cayere bajo más de una sanción, se aplicará solamente la que fijare pena mayor.

Artículo 8 – Cuando concurrieran varios hechos independientes castigados con una misma especie de pena, la pena aplicable tendrá como mínimo el mínimo de la pena mayor, y como máximo la suma de los máximos de pena previstos para cada una de las faltas cometidas.

CAPÍTULO IV:  DESISTIMIENTO VOLUNTARIO

Artículo 9 – El que con el fin de cometer una falta comienza su ejecución y desiste voluntariamente de su consumación no sufrirá pena alguna, a menos que los hechos realizados en el principio de ejecución constituyan a su vez faltas penalizadas por este código.

 CAPÍTULO V:  PRINCIPIO DE INOCENCIA. JUICIO PREVIO. NON BIS IN IDEM

Artículo 10 – Nadie será considerado culpable mientras una sentencia firme no lo declare tal.

Nadie será penado sin juicio previo fundado en una norma anterior al hecho cometido y sustanciado conforme a las disposiciones de este código.

Artículo 11 – Es inviolable la defensa de la persona y los derechos en el procedimiento. Todo acto que violente esta norma será insanablemente nulo.

Nadie será perseguido disciplinariamente más de una vez por el mismo hecho.

 CAPÍTULO VI:  APLICACIÓN DE LA NORMA MÁS BENIGNA

Artículo 12 – Si la norma vigente al tiempo de cometerse la falta fuere distinta de la que exista al momento de pronunciarse el fallo o en el tiempo intermedio, el tribunal aplicará siempre la más benigna.

Si durante el cumplimiento de la pena se dictare una norma más benigna, la pena se limitará a la establecida por esa norma.

En todos los casos del presente artículo, los efectos de la nueva norma se operarán de pleno derecho.

 CAPÍTULO VII:  FAVOR REI

Artículo 13 – En caso de duda deberá estarse siempre a lo que sea más favorable al imputado.

 CAPÍTULO VIII:  ANTECEDENTES. REINCIDENCIA

Artículo 14 – Habrá reincidencia siempre que el condenado por sentencia firme, cometiere una nueva falta.

La sanción anterior no será tenida en cuenta a los efectos de considerar al imputado como reincidente cuando hubiere transcurrido un término igual al año, contado desde la fecha en que se operó el cumplimiento de la pena.

El hecho de no ser reincidente deberá ser tenido en cuenta por el Tribunal como circunstancia atenuante.

Salvo disposición en contrario, en caso de reincidencia la pena a aplicarse por la falta juzgada se incrementará con hasta la mitad de las penas de suspensión por cantidad de fechas o por tiempo determinado aplicadas por los antecedentes, de acuerdo a lo dispuesto en el segundo párrafo del presente artículo.

 

TÍTULO II:  DE LAS PENALIDADES EN PARTICULAR

CAPÍTULO I:  PENALIDADES A JUGADORES

Artículo 15 – Expulsión con sustitución según WP 21.3 (20 segundos) por:

-WP 21.10     Desobediencia, falta de respeto (protestas reiteradas, sin insultos) al árbitro u oficiales.

-WP 21.16     Interferir en la ejecución de un tiro penal.

-WP 22.5       Volcar el arco completamente para evitar un probable goal.

-WP 22.6       Ingresar al campo de juego para participar del mismo, sin estar habilitado por las reglas.

Sanción: No tendrán sanción adicional, excepto por los antecedentes.

Artículo 16 – Expulsión con sustitución según WP 21.3 (20 segundos) por:

-WP 21.10     Juego violento ó con faltas persistentes inaceptables dentro del espíritu del reglamento. Utilización de lenguaje inaceptable (insultos).

Sanción: 1 fecha de suspensión, más lo que  corresponda por antecedentes.

Artículo 17 – Expulsión con sustitución a los 4 minutos por:

-WP 21.11     Cometer un acto de brutalidad: patear, golpear, ó intentar patear ó golpear con intención maliciosa contra un oponente, entrenador, árbitro u oficial durante el juego o en los intervalos entre períodos.

Sanción : El Comité de Manejo aplicará suspensión de dos fechas como mínimo, más lo que corresponda por antecedentes, ó, atento a la gravedad de la acción, elevará los antecedentes al Tribunal de Disciplina para su juzgamiento.

Artículo 18 – El jugador que cometa alguna de las siguientes infracciones, sufrirá las correspondientes penas:

1)      Utilización de documentos ajenos al ficharse: suspensión de tres meses a cinco años.

2)      Alteración de datos al ficharse: suspensión de un mes a cinco años.

3)      Actuación sin licencia nacional: suspensión de uno a seis meses.

4)      Actuación sin el pase correspondiente: suspensión de uno a seis meses.

5)      Actuación en una categoría que no le corresponde: suspensión de un mes a un año.

6)      Integrar un equipo ajeno sin autorización: suspensión de un mes a dos años.

7)      Por abandonar su entidad para jugar en el extranjero sin la correspondiente autorización: inhabilitación.

8)      Negativa a integrar equipos de la Confederación Argentina de Deportes Acuáticos sin causa justificada: suspensión para integrar equipos de la Confederación Argentina de Deportes Acuáticos de un mes a cinco años.

Artículo 19 – La condición de capitán del equipo agrava la falta, debiendo la pena ser elevada en la mitad.

Artículo 20 – El jugador que utilice doping o estimulantes será suspendido de un mes a cinco años. En caso de reincidencia, será inhabilitado.

CAPÍTULO II:  PENALIDADES A ENTRENADORES

Artículo 21 – Expulsión por desobediencia, falta de respeto (protestas reiteradas, sin insultos) al árbitro u oficiales.

Sanción: una fecha de suspensión, más lo que corresponda por antecedentes.

Artículo 22 – Expulsión por falta de respeto grave: utilización de lenguaje inaceptable (insultos) hacia el árbitro, oficiales, participantes del equipo rival ó dirigentes.

Sanción: dos fechas de suspensión, más lo que corresponda por antecedentes.

Artículo 23 – Expulsión por agresión ó intento de agresión a deportistas, árbitros, oficiales ó dirigentes, personas vinculadas al quehacer del polo acuático y público en general.

Sanción: se pasan los antecedentes al Tribunal de Disciplina para su juzgamiento.

 CAPÍTULO III:  PENALIDADES A ARBITROS

Artículo 24 – Falta de respeto, agresión ó intento de agresión a deportistas, técnicos, oficiales ó dirigentes, otros árbitros, personas vinculadas al quehacer del polo acuático y público en general.

Sanción: se pasan los antecedentes al Tribunal de Disciplina para su juzgamiento.

 CAPÍTULO IV:  PENALIDADES A DIRIGENTES Y OFICIALES

Artículo 25 – Falta de respeto, agresión ó intento de agresión a deportistas, técnicos, oficiales ó dirigentes, árbitros, personas vinculadas al quehacer del polo acuático y público en general.

Sanción: se pasan los antecedentes al Tribunal de Disciplina para su juzgamiento.

 CAPÍTULO V:  PENALIDADES A INSTITUCIONES PARTICIPANTES

Artículo 26 – A la institución que abandone la competencia, en cualquier etapa de un Campeonato Oficial, se le aplicará una multa equivalente al valor de diez licencias nacionales.

Artículo 27 – A la institución que no se presente a disputar un partido de un Campeonato Oficial, se le dará por perdido el encuentro por un resultado de cinco a cero y se le aplicará una multa equivalente a una tercera parte del valor de la multa  establecida en el artículo anterior. El pago de la multa deberá hacerse efectivo antes de la iniciación del siguiente encuentro que deba disputar la institución; en caso contrario, no se le permitirá jugarlo.

Si dentro del mismo Campeonato Oficial reitera la falta, además de la pena deportiva prevista en el párrafo anterior, se le aplicará una multa equivalente al doble de la establecida en dicho párrafo. El pago de la multa deberá hacerse efectivo antes de la iniciación del siguiente encuentro que deba disputar la institución; en caso contrario, no se le permitirá jugarlo.

Si dentro del mismo Campeonato Oficial reincide por tercera vez, será excluido del torneo y se le aplicará una multa equivalente al valor de diez licencias nacionales.

Artículo 28 – La no presentación a un juego de play-off eliminará automáticamente a la institución del Campeonato y se le aplicará una multa equivalente al valor de diez licencias nacionales.

Artículo 29 – Toda institución que tenga deudas pendientes, relacionadas con la organización de un Campeonato Oficial no podrá participar de otro hasta regularizar su situación.

Artículo 30 – A la institución cuyos jugadores, técnicos, auxiliares, dirigentes y delegados generen, durante un encuentro deportivo o luego de su terminación, incidentes agresivos o tumultuosos que impidan el normal desarrollo del mismo, el Comité de Manejo le dará por perdido el encuentro por cinco a cero, cualquiera hubiera sido el resultado hasta ese momento.

Artículo 31 – Sufrirá suspensión por el tiempo que reste del Campeonato en el que se produjeron los hechos, o según la gravedad de los mismos, suspensión de un mes a un año para participar con sus equipos en Campeonatos Oficiales de la misma categoría en que se produjeron los hechos, la institución cuyos jugadores, técnicos y sus auxiliares, dirigentes, delegados, personas vinculadas a ella y público parcial participen en incidentes agresivos o tumultuosos, durante un encuentro deportivo o luego de su finalización, que impidan el normal desarrollo del mismo.

 CAPÍTULO VI:  PENALIDADES A PERSONAS VINCULADAS AL QUEHACER

                            DEL POLO ACUÁTICO Y PÚBLICO EN GENERAL

Artículo 32 – Se considera persona vinculada al quehacer del polo acuático a toda aquella que desempeñe algún tipo de actividad no directiva en clubes, asociaciones y federaciones, o que estén vinculadas en cualquier calidad a alguna de las actividades relacionadas al deporte.

Artículo 33 – Se considera público en general a toda aquella persona que, no siendo dirigente de entidades participantes en una competencia, asiste eventualmente a la misma, y a los periodistas de órganos de difusión escrita, oral o televisiva.

Artículo 34 – Cuando alguna de las personas especificadas en el presente capítulo dificulte o impida el normal desarrollo de una competencia, promoviendo o interviniendo en agresiones, desórdenes, tumultos, etcétera, aún luego de finalizado el encuentro, dentro o fuera del natatorio, corresponderá individualizarla.

Artículo 35 – Cuando los individuos indicados en el artículo anterior sean personas vinculadas al quehacer del polo acuático serán pasibles de las penas establecidas en el Capítulo VII.

Estas penas importarán, además, la prohibición absoluta de ingresar a instalaciones deportivas que estén bajo el control directo o indirecto de la Comisión Nacional de Polo Acuático, y el impedimento absoluto de representar ante la CADDA a clubes, asociaciones o federaciones.

Artículo 36 – Cuando los individuos indicados en el artículo 35 sean personas del público en general, serán declarados personas no gratas por la CADDA e inhabilitados para desempeñar cualquier tipo de representación de clubes, asociaciones o federaciones ante el polo acuático nacional.

CAPÍTULO VII:  PENAS DE APLICACIÓN GENERAL

Artículo 37 – El que cometiere agresión física o intento de agresión física durante un encuentro de polo acuático o luego de su finalización, dentro o fuera del natatorio, sufrirá suspensión de un mes a cinco años. En el supuesto que, ante una falta determinada, se hubiese aplicado el máximo de pena previsto en el presente articulo, en caso de reincidencia, será inhabilitado.

Artículo 38 – El que insulte, adopte actitudes indecorosas o de cualquier otro modo genere o participe en desórdenes o tumultos que impidan o alteren el normal desarrollo de la actividad durante un encuentro o luego de su culminación, dentro o fuera del natatorio, sufrirá suspensión de un mes a dos años. En el supuesto que, ante una falta determinada, se hubiese aplicado el máximo de pena previsto en el presente articulo, en caso de reincidencia, será inhabilitado.

Artículo 39 – El que adopte actitudes agraviantes para con las autoridades nacionales de polo acuático, será suspendido por un lapso de un mes a cinco años. En el supuesto que, ante una falta determinada, se hubiese aplicado el máximo de pena previsto en el presente articulo, en caso de reincidencia será inhabilitado.

Artículo 40 – El que se niegue a prestar declaración, informe o sus ampliaciones cuando le fueren requeridos o no los presente dentro del término concedido al efecto, sufrirá suspensión de un mes a dos años. En el supuesto que, ante una falta determinada, se hubiese aplicado el máximo de pena previsto en el presente articulo, en caso de reincidencia será inhabilitado.

Artículo 41 – Sufrirá suspensión de un mes a tres años la autoridad que omitiere, rehusare hacer o retardare la realización de denuncias de hechos que pudieran constituir faltas sancionadas en el presente Código y que hayan ocurrido en su presencia. En el supuesto que, ante una falta determinada, se hubiese aplicado el máximo de pena previsto en el presente articulo, en caso de reincidencia será inhabilitado.

Artículo 42 – El que habiéndosele requerido su declaración, informe o sus ampliaciones, afirmare una falsedad o callare o negare la verdad, en todo o en parte, sufrirá suspensión de un mes a tres años. Si el falso testimonio se comete en perjuicio de un procesado ante el Tribunal de Disciplina, la suspensión será de un mes a cinco años. En el supuesto que, ante una falta determinada, se hubiese aplicado el máximo de pena previsto en el presente articulo, en caso de reincidencia será inhabilitado.

 LIBRO II:  CÓDIGO DE PROCEDIMIENTO

TÍTULO I:  DEL TRIBUNAL DE DISCIPLINA

Artículo 43 – La Comisión Nacional de Polo Acuático designará un Tribunal de Disciplina que tendrá por función entender de los procesos disciplinarios que le sean elevados, y aplicar sanciones con arreglo a lo dispuesto en el presente Código. La designación de los integrantes del Tribunal de Disciplina deberá contar con la aprobación del Consejo Ejecutivo de la Confederación Argentina de Deportes Acuáticos.

Artículo 44 – El Tribunal de Disciplina estará compuesto por tres miembros. Sus decisiones se adoptarán por mayoría simple de sus integrantes. Los jueces deberán fundar sus fallos o adherir al de los otros Los votos en disidencia integrarán la sentencia. Dentro de los tres días posteriores a su designación por la Comisión Nacional de Polo Acuático, los miembros del Tribunal se reunirán para darse su reglamento y elegir su Presidente. Deberá contar con uno a más Secretarios que cumplirán las funciones que le asigna este Código y las que determine el reglamento del tribunal.

Artículo 45 – Los miembros del Tribunal durarán un año en el desempeño de su cargo y serán reelegibles. El periodo de ejercicio de la función correrá del primero de enero al treinta y uno de diciembre de cada año.

Artículo 46 – Los miembros del Tribunal no serán recusables en ningún caso.

Artículo 47 – Los miembros del Tribunal deberán excusarse cuando exista alguno de los siguientes motivos:

1)      Si en el mismo proceso hubiere pronunciado o concurrido a pronunciar sentencia sobre puntos a decidir.

2)      Si fuera pariente o tuviera amistad íntima o enemistad manifiesta con alguno de los involucrados.

3)      Si tuviera relación de cualquier tipo con la institución a la que pertenezca algún involucrado, o por cualquier otro motivo existan circunstancias, que por su gravedad, afecten su independencia e imparcialidad.

4)      Si hubiera conocido los hechos juzgados como testigo.

En caso de excusación de alguno de sus miembros el Presidente de la Comisión Nacional de Polo Acuático, o quien él designe, integrará el Tribunal para decidir el caso.

Artículo 48 – El Tribunal de Disciplina se reunirá tantas veces como sea necesario, y de sus sentencias se dejará constancia por orden cronológico en un Libro de Registro que será llevado por el Secretario. Si el Libro de Registro no es llevado en debida forma, el hecho será considerado falta grave del Secretario.

Artículo 49 – De producirse vacancias que no permitan el funcionamiento del Tribunal, la Comisión Nacional de Polo Acuático se reunirá dentro de los treinta días a efectos de nombrar los nuevos miembros que completarán el periodo de mandato que resta hasta el treinta y uno de diciembre del año en curso. En caso de urgencia y hasta que se reúna la Comisión Nacional de Polo Acuático, el Presidente de la misma integrará el Tribunal con carácter provisorio y para permitir su funcionamiento.

Artículo 50 – Las sanciones ordinarias, explícitamente especificadas en el Código de Penas, con suspensión por cantidad de fechas, serán aplicadas directamente por el Comité de Manejo designado para cada Campeonato.

TÍTULO II:  DE LAS NORMAS GENERALES DE PROCEDIMIENTO

Artículo 51 – Todas las actuaciones, presentaciones y peticiones serán efectuadas por escrito, datadas y firmadas por el presentante y deberán contener cargo puesto por el Secretario.

Artículo 52 – Las notificaciones podrán ser personales o por carta documento remitida al domicilio real del interesado.

Artículo 53 – La notificación personal quedará perfeccionada con la constancia de la misma firmada por la persona que se notifica y asentada en el expediente por el Secretario, datada y firmada por el mismo.

Artículo 54 – En la notificación postal deberá constar, bajo pena de nulidad, la fecha, la parte dispositiva de la resolución que se notifica y el nombre del firmante de la misma, y deberá ser firmada por el Secretario.

Artículo 55 – En casos de notificación postal, los plazos se computarán a partir de la fecha de recepción de la notificación por parte del destinatario, informada por el respectivo aviso de recibo.

Artículo 56 – En todo caso, de ser posible, debe preferirse la notificación personal.

Artículo 57 – Todos los plazos son continuos y en ellos se computarán los días feriados. Si el plazo venciere en uno de éstos, se considerará prorrogado de pleno derecho al día hábil siguiente.

Artículo 58 – Todos los plazos son perentorios e improrrogables, salvo los casos que expresamente se exceptúen en este código.

TÍTULO III:  DE LA SUSPENSIÓN PROVISIONAL

Artículo 59 – En atención a la entidad y gravedad de los hechos y la importancia y seriedad de los elementos de cargo colectados en el momento de los incidentes, el Comité de Manejo dispondrá la suspensión provisional de las personas que serán sometidas a proceso.

Artículo 60 – La suspensión provisional es la medida cautelar que importa la cesación inmediata de las actividades propias del imputado hasta que el Tribunal de Disciplina pronuncie sentencia.

Artículo 61 – La suspensión provisional no generará presunción alguna en contra del imputado.

Artículo 62 – En todos los casos de penas de suspensión por cantidad de fechas y suspensión por tiempo determinado, se descontará de las mismas las fechas o el tiempo por el que el condenado haya estado suspendido preventivamente mientras se sustanció el proceso.

TÍTULO IV:  DEL PROCEDIMIENTO

Artículo 63 – El procedimiento ante el Tribunal de Disciplina sólo podrá iniciarse a instancias del Comité de Manejo, por denuncia de autoridad y de oficio por el propio Tribunal de Disciplina en los casos de los artículos 39,40, 41 y 42.

Artículo 64 – La instancia del Comité de Manejo procederá sólo en los casos que así lo dispone el presente Código.

Artículo 65 – La denuncia de autoridad procederá en relación a faltas disciplinarias contempladas en este Código cometidas fuera de los torneos oficiales, en eventos deportivos que estén bajo la órbita de dirección, supervisión, organización o control de la Comisión Nacional de Polo Acuático.

Artículo 66 – Se entiende por autoridad a toda persona que por mandato o autorización de la Comisión Nacional de Polo Acuático revista, al momento de los hechos, funciones de autoridad en la mesa de control, arbitraje, organización del evento de que se trate y técnicos de los equipos respectivos.

Es obligación de toda persona que revista la calidad de autoridad denunciar todos los hechos que pudieran estar penalizados en este Código y que hayan ocurrido en su presencia, bajo apercibimiento de lo dispuesto en el artículo 41.

Artículo 67 – Cuando se proceda en virtud de denuncia de autoridad, ésta deberá formularla por escrito y presentarla al Secretario del Tribunal dentro del plazo de dos días posteriores a los hechos, con relación pormenorizada  de los mismos, individualización precisa de los involucrados, mención detallada de todas las personas que pudieron tener conocimiento de los hechos denunciados, y todo otro dato que crea de interés para el juzgamiento promovido.

Artículo 68 – Recibida la denuncia de autoridad, el Secretario la pondrá de inmediato a consideración del Tribunal, quien resolverá si los hechos denunciados y las pruebas existentes ameritan la instrucción del sumario.

La denuncia a la que falte alguno de los requisitos exigidos por el artículo 65 será desestimada sin más trámite y sin recurso alguno.

En caso que el Tribunal lo juzgue procedente, ordenará la formación del respectivo sumario y las medidas que sean pertinentes para la instrucción del mismo, de acuerdo a lo prescripto en este Código.

Artículo 69 – El Comité de Manejo elevará al Tribunal de Disciplina los sumarios que le corresponda juzgar a este último, según las normas del presente Código.

Asimismo, resolverá la elevación de los sumarios que se generen como consecuencia de protestas o reclamos planteados por los delegados de los equipos participantes, en los supuestos del artículo siguiente.

Artículo 70 – Toda protesta o reclamo de los equipos participantes en un partido deberán ser realizado por los delegados ante el Comité de Manejo, por escrito, con relación pormenorizada de los hechos objeto de la protesta o reclamo, individualización precisa de los involucrados, mención detallada de todas las personas que pudieron tener conocimiento de los hechos denunciados, y todo otro dato que crea de interés para el juzgamiento solicitado.

Asimismo la protesta o reclamo deberá presentarse, bajo pena de inadmisibilidad, dentro de los treinta minutos de finalizado el juego y deberá estar acompañada por el depósito de un arancel impuesto en dinero en efectivo equivalente a tres licencias nacionales. En caso de que el Comité de Manejo resuelva que el reclamo o protesta debe prosperar, el depósito será restituido.

El Comité de Manejo resolverá las cuestiones objeto de protesta o reclamo que están reservadas a su decisión. Si las cuestiones objeto de reclamo o protesta deben ser juzgadas por el Tribunal de Disciplina, procederá inmediatamente a la formación del respectivo sumario y lo instruirá de acuerdo a lo prescripto por este Código.

Artículo 71 – Los árbitros deberán informar, en la planilla del partido y hojas complementarias si fuese necesario, los motivos de las expulsiones con y sin sustitución, ocurridas durante el desarrollo del juego. Para ello tendrán un plazo máximo de treinta minutos luego de finalizado el partido.

En el caso que los árbitros no cumplan con su deber, un miembro del Comité de Manejo será el encargado de realizar el informe, indicando además, en forma precisa y detallada, los motivos por los cuales los árbitros se negaron a efectuarlo. El Comité de Manejo resolverá si tal negativa a informar por parte de los árbitros, constituye a su vez, prima facie, una falta que deba ser penalizada según las normas de este Código, en cuyo caso instruirá un sumario para su elevación al Tribunal de Disciplina. En tal supuesto, el informe del miembro del Comité de Manejo constituirá plena prueba.

Artículo 72 – El veedor del partido será el responsable de informar por escrito, las faltas o incidentes que involucren a árbitros, oficiales, dirigentes, personas vinculadas al quehacer del polo acuático y público en general.

Artículo 73 – Cuando un incidente deba pasar al Tribunal de Disciplina para su juzgamiento, el Comité de Manejo deberá recopilar en el término de tres días posteriores a los hechos, la siguiente documentación:

1)      Planilla del partido con informe de los árbitros.

2)      Informe del veedor, cuando corresponda.

3)      Informe del Comité de Manejo.

4)      Protestas o reclamos de los equipos, si los hubiere.

5)      Antecedentes de las personas involucradas.

6)      Todo otro elemento de prueba que a su juicio resulte conducente al esclarecimiento de los hechos y la responsabilidad de los autores.

Elevada al Tribunal de Disciplina toda la documentación recopilada aquél resolverá sin más trámite si deben producirse nuevos testimonios, informes o ampliaciones, los que serán actuados a la brevedad por el Secretario.

Una vez resuelto el cierre del sumario se citará al imputado para notificarlo del mismo y se le entregará en el acto, bajo constancia escrita, copia de todo lo actuado, haciéndole saber que a partir de dicha notificación cuenta con un plazo de cinco días para presentar su descargo y ofrecer en el mismo escrito la prueba que crea hace a su derecho. Se notificará expresamente al imputado que le asiste el derecho de no presentar su descargo y que tal circunstancia no generará ninguna pronunciación en su contra. En caso de no poder efectuarse  la notificación personal al imputado procederá la notificación postal, en la que se pondrán a disposición del inculpado las copias a las que se refiere el párrafo precedente.

Artículo 74 – Presentado el descargo, el Tribunal ordenará la producción urgente de la prueba ofrecida por el imputado que sea conducente a la resolución del caso y rechazará la que sea manifiestamente improcedente o meramente dilatoria.

Artículo 75 – Producida la prueba ofrecida por el imputado, presentado el descargo sin ofrecimiento de prueba, o vencido el término sin la presentación del descargo, el Tribunal pasará a resolver sin más trámite y dictará sentencia, la que deberá notificarse con las formalidades dispuestas en este Código.

Artículo 76 – Sólo serán punibles las acciones expresamente tipificadas en las normas del presente Código y los juzgadores no podrán condenar aplicando la analogía.

 

 

TÍTULO V:  DE LOS RECURSOS

Artículo 77 – Contra la sentencia del Tribunal de Disciplina sólo procederán los recursos de aclaratoria y apelación ante el Consejo Ejecutivo de la Confederación Argentina de Deportes Acuáticos (CADDA).

Artículo 78 – El recurso de aclaratoria debe ser interpuesto dentro del término de tres días a contar de la notificación de la sentencia y tiene por exclusivo objeto que el Tribunal corrija cualquier error material, aclare algún concepto oscuro sin alterar lo sustancial de la decisión, y supla cualquier omisión en que hubiese incurrido.

Artículo 79 – El plazo para interponer el recurso de apelación es de cinco días de notificada la sentencia.

Artículo 80 – El recurso de apelación debe interponerse por escrito, ante el Tribunal de Disciplina y deberá fundarse.

La fundamentación del recurso de apelación contendrá la crítica concreta y razonada de las partes del fallo que el apelante considera equivocadas. Si el recurrente no cumple con este requisito o presenta el recurso fuera de término, el Tribunal denegará la apelación y archivará el expediente.

Artículo 81 – Presentado en tiempo y forma el recurso de apelación el Tribunal de Disciplina elevará la totalidad del expediente al Consejo Ejecutivo de la Confederación Argentina de Deportes Acuáticos, para su tratamiento.

Artículo 82 – El Consejo Ejecutivo de la Confederación Argentina de Deportes Acuáticos no podrá fallar sobre cuestiones no sometidas a juzgamiento del Tribunal de Disciplina, ni tampoco podrá agravar las penas que se hubieren aplicado al apelante.

Artículo 83 – Si el apelante hubiese estado suspendido provisoriamente durante la sustanciación del proceso, continuará en tal estado hasta que el recurso de apelación se resuelva.

Artículo 84 – Si el apelante no hubiese estado suspendido provisionalmente durante la sustanciación del proceso, el recurso de apelación tendrá efecto suspensivo de la aplicación de la condena dictada por el Tribunal de Disciplina.

Artículo 85 – Una vez resuelto el recurso de apelación, se devolverá el expediente al Tribunal de Disciplina, quien se ocupará de notificar y ejecutar la sentencia dictada por el Consejo Ejecutivo de la Confederación Argentina de Deportes Acuáticos.

Artículo 86 – Si en una misma causa se diera el caso de condena contra varios imputados por los mismos hechos y sólo alguno de ellos apelara, el Consejo Ejecutivo de CADDA tendrá facultades para revisar la totalidad de la causa y podrá, de hacer lugar a la apelación planteada, modificar la sentencia en beneficio de los que no hubieran apelado, si tal modificación se derivara de los agravios planteados por el apelante.